Historia

La FEDERACIÓN NAVARRA DE CAZA es una entidad privada, sin ánimo de lucro formada por Asociaciones Deportivas, Deportistas, Técnicos, Jueces y Árbitros dedicados a la práctica y promoción del deporte de la Caza dentro del territorio de la Comunidad Foral de Navarra.

La FEDERACIÓN NAVARRA DE CAZA goza de personalidad jurídica propia y posee plena capacidad de obrar para cumplir sus fines. Forma parte de la Federación Española de Caza y ostenta la exclusiva representación de ésta en la Comunidad Foral de Navarra.

El domicilio de la FEDERACIÓN NAVARRA DE CAZA está fijado en Pamplona, C/Paulino Caballero, 13.

La FEDERACIÓN NAVARRA DE CAZA se rige por sus propios estatutos, por los de la Federación Española de Caza, por las disposiciones que dicta la Administración de la Comunidad Foral de Navarra y supletoriamente por la normativa del Estado.

Son funciones de la FEDERACIÓN NAVARRA DE CAZA:

La promoción y desarrollo de la caza

La organización de competiciones oficiales de ámbito navarro, o la autorización para la organización de las mismas.

La colaboración con la Federación Española de Caza en la organización de competiciones oficiales de ámbito estatal e internacional en territorio navarro y, en su caso, la organización de las mismas con la autorización de la federación Española de Caza o de la Federación Internacional de Caza.

El ejercicio de la postestad disciplinaria en los términos previstos en el Decreto Foral 189/1992, de 19 de mayo, y en sus disposiciones de desarrollo.

El control sobre la aplicación de las subvenciones que se asignen a las asociaciones deportivas pertenecientes a la Federación, sin perjuicio de las facultadas por la administración otorgante.

La colaboración con las administraciones públicas en la formación de técnicos deportivos y la prevención, control y represión del uso de sustancias prohibidas y de prácticas ilícitas en materia deportiva.

Los órganos de gobierno y representación de la FEDERACIÓN NAVARRA DE CAZA son la Asamblea General, el Presidente y la Junta Directiva.

La Asamblea General está compuesta por un máximo de 120 miembros y de un mínimo de 60. El número concreto de los miembros se establecerá en el Reglamento Electoral y se reunirá una vez al año en sesión ordinaria convocada por el Presidente, para los fines de su competencia y como mínimo para la aprobación de la memoria de actividades anuales, del nuevo presupuesto y la liquidación de la anterior.

Las demás reuniones tendrán carácter extraordinario y serán convocadas por el Presidente a iniciativa propia, la Junta Directiva o por un número de miembros de la Asamblea no inferior al veinte por ciento.